El visitar los molinos de Alicante siempre es una actividad diferente, en este caso os presento el Molí de les Penyes del Salt y el Molí del Salt. Esta es una visita súper interesante en las proximidades de Benilloba, enclavada en plena comarca del Comtat y con las vistas de la maravillosa montaña alicantina.
Los ríos han sido utilizados como motor desde hace siglos y en el caso de los que os presentamos estos están a la orilla del río Frainos o de Penáguila, con el objetivo de aprovechar el caudal del río como fuerza motriz para el funcionamiento de la “Mola”, la cual sería la encargada de convertir el grano en harina.
Hay estudios que hablan de actividad en la zona desde la época romana, y hay cierta discusión de si la actividad molinera nació antes o durante la época musulmana. Lo constatado es que en la región hubo asentamientos desde hacer más de dos mil años.

Esquema de molino harinero impulsado por agua

El patrimonio cultural existente en la zona ya no queda solo en la construcción de estos molinos, también comparten en importancia construcciones paralelas a los mismos como son los acueductos, o las acequias y puentes, ya que sin estas estructuras el funcionamiento de los molinos sería imposible, todos, con unas características en común, ya que son construidos con piedra, utilizándose para ello distintas técnicas.

Moli del Salt.

Situado al lado izquierdo del río Frainos o penaguila. Esta edificación está catalogado como espectacular y singular de toda la comarca del Comtat, a pesar de encontrarse en la actualidad en un estado de ruina… el paraje donde se encuentra tiene una especial belleza al estar rodeado de frondosa vegetación, abundante agua y con una topografía abrupta.

El molino se construyó en 1760 siendo su propietario el conde de Revilla- Gijedo y señor de Benilloba. Estuvo en funcionamiento hasta el 1889 en que se convertiría en central hidroeléctrica, denominándose “Fabrica de la Llum”, permitiendo por ello la electrificación de la población de Benilloba.

Moli de les Penyes del Salt.

Molino situado en el margen contrario al Molí del Salt, en la partida del “Algepsar” está situado en el margen derecho del río Frainos o Penaguila.
Su estado actual es de ruina. El molino fué construido en 1852 por Francisco Gimeno, que era el molinero de Benilloba. Los permisos para realizarlos fueron del Conde de Revilla, el señor de Benilloba autorizaría la construcción del mismo con la condición de no perjudicar la alimentación de agua al Moli del Salt, situado unos centenares de metros río abajo. El “Assut” situado unos 1000 metros río arriba era el encargado de alimentar este rio. El agua se desvió y canalizó mediante acequias hasta llegar al propio molino.

 

“Fabrica de la Llum” en BenillobaEn el interior del edificio todavía podemos observar restos de lo que sería una antigua turbina y de una posible dinamo. Esperamos que se solucione el estado en el que se encuentran estas edificaciones singulares ya que son parte de la historia de nuestra provincia.

Ubicación del Molí del Salt, disfrutar del entorno que merece la pena.