Sin duda el norte de la provincia de Alicante tiene lugares inolvidables, uno de esos lugares es Agres, una población metida en la sierra de Mariola y nos hace preguntarnos ¿Cuando piensas volver a visitar Agres?.

Visitar esta villa es obligatorio ya que cuenta con multitud de lugares interesantes desde su famoso santuario de peregrinación a un entorno con unas singulares obras hidráulicas de la época musulmana o unas singulares fiestas medievales. Es un lugar con un cierto aroma a aislado siendo perfecto para descansar y hacer turismo activo por el parque.
En Agres podremos visitar la Iglesia de San Miguel, las diferentes fuentes que se nutren de un sofisticado sistema de regadío musulmán, el Palacio Condal y el Castillo de Penella. Si bien no es un pueblo grande, sí que merece la pena realizar una visita ampliada.


Además podremos usar la población como centro de operaciones para conocer el parque de la Sierra Mariola o escapadas rápidas.

Situada en la Sierra Mariola a 1220 metros de altitud nos encontraremos la cava gran, un nevero que estuvo hasta 1906 en uso. Siempre reconocible ya que es emblema del parque de Mariola de planta hexagonal en el exterior, en el interior la planta es circular de 14.90 metros de diámetro y una profundidad de 12 metros actualmente puesto que el interior de la cava está lleno de los escombros y en ellos han crecido arbustos.

Ascender al Moncabrer es muy recomendable, tremendas viastas disponemos desde allí.

También podremos encontrarnos fuentes al circular por las sendas, como la “fonteta del tio Rufino”, el agua de estas fuentes no está tratada, lo que no quita que quien más quien menos hayamos probado sus aguas. También encontraremos otros neveros o cavas en la zona, como la de Don Miguel.

Estos neveros eran utilizados desde tiempos anteriores a la época musulmana para tener hielo todo el año.
Santuario de la virgen de Agres, sin duda lo más conocido tradicionalmente ya que la romería era conocida en toda la comarca. El edificio actual se originó a finales del S. XV a partir de una pequeña ermita pero no fue hasta finales del siglo siguiente cuando el Padre Franciscano Jerónimo Vidal fundó el Convento de Padres Franciscanos en ese mismo lugar.
El paseo en otoño es entrañable, el ver como las hojas de los árboles se tiñen de marrón y rojo, el ambiente frio de las zonas de umbría nos harán relajarnos y trasladarnos a otras latitudes.
Ubicación GPS de Agres para que lleguemos fácil a esta población.