Torrevieja, una de las ciudades turisticas más importantes de la provincia de Alicante muestra las dos caras de la moneda que muchos pueblos ofrecen todos los turistas que nos visitan y éste desconoce y la ruta de la sal es uno de esos lugares secretos.
En algunas ocasiones, el visitante, cegado por los  paseos marítimos, los restaurantes a orillas de las playas, sus calas, la arena y el mar, no se ve nada más allá y termina por perderse otros lugares que la naturaleza misma ha puesto a su disposición.
Es Torrevieja una ciudad de más de 90.000 habitantes , y en su parte interior, otro maravilloso “océano salado”: las Lagunas de La Mata y Torrevieja. De casi 4.000 hectáreas de longitud son uno de los motivos por los cuales Torrevieja cuenta con el título de Patrimonio Natural, ya que fueron proclamadas Parque Natural de la Comunidad Valenciana en el año 1989 por la importancia de su fauna y flora.

La flora acuática no es la que más abunda, pues la alta salinidad de sus aguas no permite que ésta se desarrolle pero, en cambio, alrededor de éstas se encuentran las mejores muestras de vegetación de saladar seco y húmedo de la Comunidad Valenciana. Algunas de las plantas que se pueden observar son las estepas salinas , el coscojar mediterráneo y las formaciones de carrizal-juncal.

Aves de temporada
Los sonidos de todo tipo que se pueden escuchar  en las Lagunas. Están pobladas por unas cien especies diferentes que se pueden encontrar en distintas épocas del año, según la migración. Las Lagunas  interiores son un enclave crucial para muchas de estas aves en el desarrollo de sus ciclos biológicos y sobre todo el anidamiento. Diferentes especies anidan e hibernan en ellas, así como en los Parques Naturales de El Hondo y Santa Pola.
El flamenco, el zampullín cuellinegro, la cigüeñuela, el tarro blanco, el aguilucho cenizo, la avoceta o el chorlitejo patinegro son algunas de las especies que se encuentran, según la temporada, en las Lagunas.

Los senderos de arena
Una de las ventajas de este parque es que se puede recorrer de varias formas: a pie o en bicicleta. Y estas dos maneras son rutas distintas aunque sus senderos coinciden durante el paseo en más de una ocasión.
anochece en la salinaLa ruta amarilla es la que se realiza a pie y tiene una duración aproximada de 40 minutos. Esta ruta bien conocida, también se la llama como La ruta de los vinos, por el cultivo de viñedos que acompañan durante gran parte del camino, permite durante todo su trayecto la visualización de las Lagunas, así como de la flora y fauna que en ella abundan.

La gran novedad en cuanto a rutas se refiere es que ésta cuenta con una pasarela con talanquera adaptada que permite la visita a las lagunas de las personas discapacitadas físicamente. Este acondicionamiento permite el paso de hasta dos sillas de ruedas por la pasarela y permite que el lugar sea visitado por cualquier persona que así lo desee.

Recomendada la bicicleta
lagunas de la mata

Un recorrido cicloturista muy recomendable es la visita al Parque Natural de La Mata y Torrevieja es la ruta roja: un sendero de 5.200 metros de longitud acondicionado especialmente para hacer una ruta en bicicleta. La dificultad de esta ruta es nula, aunque no lo parezca al  empezar con una rampa bastante elevada. La gran sorpresa de este recorrido es llegar al punto más alto del parque donde es posible disfrutar de una panorámica de las dos lagunas, del Mediterráneo, e incluso, si el tiempo acompaña, de la maravillosa  isla de Tabarca.

Donde dormir en Torrevieja

Como toda la provincia, Torrevieja no tendremos problemas para pernoctar y por supuesto tendremos todo tipo de alojamientos, desde un camping hasta hoteles de cinco estrellas. Con una visita rápida por este buscador de hospedaje Torrevieja vereis que los precios son realmente atractivos.