Como seguimos en verano y nos apetece bañarnos a agua dulce hoy salimos de nuestra provincia y hacemos una escapada hacia nuestra frontera sur y nos adentramos en la provincia de Murcia. En este caso nos vamos a los baños de Somogil, una fuente de agua termal y en la que se permite el baño.
Una de las curiosidades de estas aguas es su temperatura, 24º a 26º centígrados… ideal para el baño en entre tiempo y una de las razones que hacen muy especial este lugar. Solamente os hacen falta bañador, escarpines para no resbalarse y ganas de remojaros en agua dulce. El agua mana desde abajo, en uno de los laterales de la cavidad que se puede localizar fácilmente por las burbujas de la superficie
Otra de las curiosidades del lugar es que en esta poza confluyen dos aguas, unas las del nacimiento termal, y por arriba cae una pequeña cascada de la fría, que aporta el chorro del arroyo Hondares desde su lejano nacimiento.
Estas aguas termales de Somogil brotan a escasos tres kilómetros del camping  y está enclavado el nacimiento en un escenario impactante: el barranco de Hondares, por donde se desliza helado y cristalino el arroyo del mismo nombre.

Para llegar a los baños de Somogil lo tenemos fácil, os dejamos la localización Google, pero si vais a la antigua usanza podremos ir por Cieza hasta la población de Calasparra y de ahí dirección Moratalla. Una vez en Moratalla, justamente a la entrada del municipio, nos encontraremos la señal de la dirección del Camping La Puerta. Tras unos pocos kilómetros por una carretera que hay que llevar cierta precaución por sus curvas y estrechez, llegaremos a una pequeña explanada justo a la entrada del complejo.
Desde ese lugar podremos realizar el recorrido hasta la poza y darnos ese remojón tan agradable en esta época del año. Seguimos el camino que pasa junto al cámping hasta que termina el asfalto, subimos hasta El Portillo, desde donde disfrutaréis de grandes vistas sobre el cauce del río Alhárabe y la Sierra de los Álamos; el camino baja entonces hacia el río, aunque hay que dejarlo para subir por otro caminillo a la derecha, señalizado con un cartel, que nos lleva hasta la poza. Todo en menos de dos kilómetros de ruta y  metidos en el agua, bajo la mirada de águilas reales y mirlos acuáticos.
Espero que lo disfrutéis.
Ubicación de los Baños de Somogil.