Las Fuentes del Algar, frescor y agua dulce para el mejor baño del verano como un destino que merece la pena visitar ya que conserva excelentemente el entorno pero también integra servicios turísticos y de educación medioambiental, además desde 2002 está declarada Zona Húmeda protegida. Muy cerca encontramos la localidad de Alfaz del Pi con una gran oferta hotelera especial para familias.

principal_blog_escapada_5piscinas_Fuentes-Algar

Las Fuentes del Algar

Las fuentes del Río Algar, la belleza más fresca de la Naturaleza.

El río Algar en si mismo es un río muy corto, poco más de 12 kilómetros, que desemboca en el Mediterráneo, en el municipio de Altea. La visita a las Fuentes del río Algar es un recorrido de un kilómetro y medio para apreciar la naturaleza y disfrutar de ella: cascadas, fuentes manantiales, remansos y acequias centenarias que pueden usarse hoy en día.

Es un auténtico parque temático sobre la importancia del agua como recurso ecológico, económico y cultural.

Merece la pena hacer la visita en cualquier época del año, pero durante el verano es ideal para poder bañarnos en sus aguas. Ya sea desde las pozas, cascadas o remansos saldremos completamente satisfechos con la visita.

fuentes del algar

Para llegar desde Benidorm, coge la carretera CV-70 en dirección La Nucía, pasado este pueblo, continúa por la CV-7676 por la Carretera de Callosa d’en Sarrià, dejando Polop atrás. Una vez en Callosa, el camino hacia las Fuentes del Algar está muy bien indicado: desde la Carretera de Alicante, sigue por la CV-715 por la Carretera de Bolulla hacia la zona llamada El Algar.

Cuando llegamos al recinto, podemos aparcar el coche en un amplio parking que hay situado en la entrada. Hay además varios restaurantes en el complejo, aseos, una Oficina Turística, primeros auxilios, tienda de souvenirs, zona de picnic y hasta un camping. Orientado a que el turista se sienta cómodo y además entienda la importancia del agua en esta zona, hay también disponibles tours informativos y educación medioambiental.

La primera cascada que nos encontramos es una caída que se le conoce con el nombre de Cola de Caballo. Después veremos una serie de torrentes y de antiguas acequias que se expanden a lo largo de más de un kilómetro de extensión, y que sirvieron para los cultivos de naranjas y almendros. Las fuentes ocupan una parte importante del río Algar que termina desembocando al mar en la zona de Altea.

Estas fuentes consisten en un bombeo continuo del agua subterránea que se encuentra bajo la Sierra de Bernia. Es un espacio natural completamente inesperado, un oasis en medio de un lugar donde predomina la sequía. El paisaje que veremos es fruto del modelado de la roca caliza por la fuerza del agua, lleno de cascadas, fuentes manantiales que brotan directamente de la roca, además de remansos de agua (conocidos como tolls) perfectamente habilitados para poderse dar un baño en estas aguas cristalinas. La temperatura del agua suele oscilar entre los 17 y los 18 grados, por lo que tiene una temperatura muy agradable durante todo el año.

Hay habilitados una serie de pozos para que, aunque no hayan lluvias en los meses más cálidos del año, las fuentes no se queden sin agua.

Toda la zona está remodelada con paseos de madera, escaleras, miradores, incluso trampolines, que hacen que la visita a estas fuentes sea muy segura y agradable. Es por todo lo que envuelve al paraje por lo que se determinó que era preciso cobrar una entrada para poder disfrutar de ellas. Es un precio casi simbólico, que hace que las visitas que recibe ahora sean menos masificadoras que cuando era una entrada libre, y así poder conservar en la medida de lo posible el estado natural del paraje.

Como llegar a las fuentes del Algar.