Las urbanizaciones de lujo en el en torno de la Vila Joiosa, al sur de Benidorm, guardan algunos de los mejores tesoros de la Costa Blanca. La Caleta o la Cala del Xarco son espacios para el baño marino de difícil acceso, pero cuyas particularidades son especialmente atractivas como para intentar llegar hasta cualquiera de ellas. En caso de no conseguirlo, la playa Bon Nou de la población es altamente recomendable.cala fonda en Villajollosa

Sin embargo, tratando de buscar una experiencia única en el litoral de la Comunitat, la Cala Fonda o el Racó del Conill disponen de uno de los impensables placeres de nuestra costa: el baño en solitario. Más impensable si cabe por su proximidad -unos pocos kilómetros- a Benidorm. El acceso se realiza desde la N-332, siguiendo las indicaciones hasta la Punta Plana y luego continuando el acceso a pie por la difícil costa acantilada.