Subir a la cima de la Serra d´Oltà quizás no sea de los ascensos más difíciles, cuenta sólo con 586 metros de altura, aunque nos llevará casi diez kilómetros entre subida y bajada, pero sí que es una de esas rutas de montaña que más suele recordar la gente al realizarla y que se lleva bastante bien a pesar de la distancia.
Esta tiene algún que otro repecho de importancia, que tendremos que tomarlo con calma, pero las vistas de la montaña y la costa, con el Peñón como rey de la costa alicantina indiscutible, merecen la pena.
La salida la tomamos desde la Area recreativa de la Ermita Vella, en ella se ubica la ermita propiamente dicho. La actual ermita es un edificio exento de planta rectangular construido en mampostería con bloques de piedra y cubierta a dos aguas en teja curva. En la fachada, orientada al Sur, se encuentra el acceso con arco de medio punto y en el clave, la inscripción “2002”. Sobre éste, un retablo pétreo que reza “Ermita de Sant Francesc”. Corona la fachada una espadaña que alberga la campana.
Partiendo desde la ermita iniciaremos la marcha siguiendo las indicaciones que encontramos a la derecha del lugar dirección a La Canal. En seguida empezaremos a tener pendientes que nos quitarán el aire de nuestros pulmones por momentos.

Deberemos tomarnos con calma el ascenso, pero a los pocos metros las vistas de las montañas cercanas, Bernia es una de las que más me llama siempre la atención, esa y … por supuesto… el ver el Peñón de Ifach vigilando el magnífico Mar Mediterráneo.


Ubicación GPS de la cima de la Sierra de Olta