Todos conocemos bastante bien la zona, con la ciudad turística de Benidorm como centro mundial del turismo de Sol y playa en el Mediterráneo. Pero como nosotros somos más de bañarnos en agua dulce nos vamos unos pocos kilómetros hacia el interior, en el término municipal de Beniardá tenemos una serie acuíferos y pozos de abastecimiento.
Nos dirigimos a la encantadora población de Beniardá, muy cerquita de las Fuentes del Algar, que es uno de esos lugares mega conocidos con sus cascadas y gargantas perfectamente mantenidas. Pero nosotros nos vamos a un lugar bastante más escondido y un tanto recóndito.
El acuífero de Beniardá es un pozo escavado en los últimos años setenta para ayudar a alimentar el embalse de Guadalest. Este pozo brota un pequeño caño que forma un riachuelo que se embalsa en unas pequeñas pozas, alguna de ellas fomentada por la gente del lugar con piedras para aumentar un poco su tamaño. Como podéis imaginar no es un lugar grande, ni tiene servicios como las Fuentes del Algar, ni bar ni nada de eso, pero tiene el encanto de los lugares secretos. Esas sorpresas de la naturaleza, aunque como en este caso sea artificial su nacimiento.


El acceso es algo enrevesado y escabroso, pero al llegar podréis disfrutar de unas pozas donde deleitarnos con su agua limpia y cristalina.

Espero disfrutéis, aprovecho y os dejo la ubicación GPS del acuífero de Beniardá para que lo encontréis con facilidad.