Seguimos bañándonos en piscinas naturales este verano y hoy nos toca las aguas del pantano de Guadalest. Donde bañarse en el embalse de Guadalest es bastante sencillo, ademas este año tiene bastante más agua que otros debido a las lluvias del invierno pasado y hay aún más zonas donde poder remojarnos bien.
La zona es de sobra conocida por todos, cuenta con varias zonas de recreo y multitud de caminos y sendas para poder “soltar las piernas” los que queráis. Hay una ruta circular muy chula y bastante sencilla con la que podréis ver la totalidad del embalse y toda su flora.
Las vistas del valle son espectaculares y si visitáis la zona es imprescindible la visita al Castell de Guadalest que ha sido nombrado en alguna ocasión como el más bonito de España. Los picos más impresionantes de la provincia de Alicante los podréis ver desde casi cualquier punto del pantano. Todo un bello rosario de montañas: la mismísima Aitana, Serrella, Ponoig, y Aixortá, acabando por el mar Mediterráneo y dos monumentos naturales como son la Sierra de Bernia a un lado y al otro el Puig Campana.
Las zonas para el baño son bastante más accesibles por el margen izquierdo del rio. De los lugares más conocidos está en la cola del embalse, muy cerquita de Beniardà. Además si vais a Beniardà tendréis también una piscina municipal equipada totalmente con aseos, duchas y una cantina para los más urbanitas.

Siempre que hablemos de bañarnos en la naturaleza hay que extremar las precauciones y os recuerdo que hay zonas del pantano con más de setenta metros de profundidad.
Entre otros atractivos también tenemos un barco solar que hace un recorrido interesante por el pantano.
Para llegar lo tenemos muy fácil ya que está perfectamente indicado. Yo os propongo ir a Beniardà y desde allí decidiréis donde bañaros. Para llegar a Beniardá deberemos tomar la carretera que va de Benidorm a Alcoy (CV-70) cerca de Benimantell tomar un desvío a Beniardà.


Espero disfrutéis de un día espectacular en esta zona y espero vuestros comentarios.