El realizar una ruta por la Font Roja es uno de los grandes clásicos para todo amante de la naturaleza, todos aquellos que queramos disfrutar de la montaña, de los que queremos respirar aire fresco, con olor a bosque, los que queramos tener vistas impresionantes. Todo eso e incluso historia de la provincia de Alicante. Pero si lo hacemos en otoño, los colores rojizos toman el mando y los contrastes y las brumas toman el mando.


El monasterio, la fuente roja (Font Roja en valenciano), visitar su estupendo centro de visitantes y, si podéis, acampar y pasar unos días es siempre algo que recordamos todos en nuestra memoria.
El acceso es sencillo, si llegamos desde Alicante por la carretera a la entrada de Alcoy veremos la indicación CV797-Santuario Font Roja. A partir de ahí es muy sencillo porque tan solo hay que seguir la carretera hasta el parking del santuario.
Todo el Parque Natural es muy apreciado por su alto valor ecológico y paisajístico, además de ser una gran representación de lo que es el bosque mixto mediterráneo. Destacan especies vegetales como la carrasca, el quejigo, el arce, el fresno o el tejo, y animales como zorros, jabalís, águila perdicera, el búho real, el tejón o la víbora hocicuda.


Una vez en el aparcamiento veremos el santuario y si nos acercamos a él, en el lado izquierdo está la fuente que da nombre a este parque natural. Toda la zona está acondicionada, bancos, fuentes y antiguamente paelleros (hoy en día ya eliminados por el peligro de incendio). Si acampamos deberemos pedir permisos a la red de parques naturales a través de este enlace que es la gestora del lugar. Contaremos con aseos y duchas, aunque su estado por desgracia no es bueno.
Junto al templo encontraremos el aula de la naturaleza en el edifico del santuario de la Font Roja, merece la pena visitarlo tanto por dentro como por fuera, la pasarela de cristal impacta a todos los visitantes.


La ruta que yo os propongo es muy fácil de realizar todo el año, solamente deberemos tener en cuenta el tipo de ropa para cada estación. Al poco de empezar, en la linde izquierda lo primero que veremos es la Cova Gelada (cueva helada), una pequeña cueva que recibe este nombre por bajar unos cuantos grados la temperatura cuando nos metemos en ella. Un poco más arriba llegaremos al Pla de la Mina, donde podremos ver una representación de una carbonera y tendremos una explicación de cómo se hacía el carbón y la cal antiguamente en toda la región.

En el mismo Pla de la Mina hay un mirador en el que podremos ver una gran vista de Alcoy y los montes de la zona norte Castellar, Montcabrer, Sotarroni, así toda Mariola.

En este lugar podremos tomar dos caminos, o seguir ascendiendo por la pista o subir por la escalera directamente hasta prácticamente el mismísimo Menejador. Yo personalmente prefiero subir por la pista y realizar la bajada por la zona más arbolada. De esta manera no me dejo los neveros o cavas… otras veces al bajar por la pista ya sea por falta de tiempo o por cansancio hemos ido de carreras en la bajada.


Continuando por la pista llegamos al Pla dels Galers, y más tarde el Mirador de Pilat (situado ya a 1185m) donde también nos impresionará el paisaje. A unos diez minutos más encontraremos el Mas de Tetuan, del que ya solo quedan ruinas. Desde allí podremos o seguir ascendiendo hacia el Menejador, o coger el camino que nos lleva hasta Ibi en unos 4km.

En toda la zona hay varias cavas, si seguimos la pista ascendiendo directamente nos perderíamos alguno, yo os recomiendo visitar los de esta zona, sobre todo porque están muy cerca y algunos reconstruidos. En total todo el macizo de la Fuente Roja hay 6 cavas) que fueron utilizados desde el siglo XVII hasta principios del XX para poder abastecerse de hielo a buena parte de la provincia.


Al pasar el último pozo de nieve notaremos como cambia el ambiente, más luminoso e incluso cálido, la cara sur de la Fon Roja nos saluda y el Sol raramente falla en Alicante. Al final de la pista veremos la casa a de observación situada en la cumbre y poco después el Menejador.


En la cumbre veremos un depósito de agua y algunas balsas pequeñas, estas son para la recuperación de los anfibios, no hace falta que os recuerde que deberemos respetar el entorno.
Tal como comentábamos antes, la bajada os la recomiendo por el camino estrecho que hay justo detrás del mirador, bajaremos a través del bosque, por una senda muy bonita llena de vegetación y acondicionada con escalones en las partes más complicadas y que nos lleva hasta el Pla de la Mina.

Ubicación GPS del parque natural de la Font Roja