Hoy visitamos la Serra Grossa y San Julián, metida en la ciudad de Alicante que dispone de unas vistas impresionantes de buena parte de la provincia. Enclavada dentro de la red de senderos urbanos dependiente del ayuntamiento de Alicante, está siendo renovada y atendida tras décadas de abandono total. El proyecto nació hace más de diez años y poco a poco se va realizando por parte de las instituciones. Un lugar que no es un medio natural virgen, pero que merece la pena aprovechar siempre que podamos tanto los alicantinos como nuestros visitantes.


La Serra Grossa está dividida en dos lomas o cerros, estos se encuentran separados por una vaguada que baja hasta el mar y que se usaba como entrada a uno de los almacenes de la antigua refinería LA BRITÁNICA que se encuentra en buena parte bajo la montaña de El Molinet. Del norte de dicha vaguada se encuentra lo que llamamos Serra Grossa, aunque este nombre pertenezca a toda la sierra y, por la parte sur, la que está más cercana a la ciudad de Alicante es la loma de Santa Ana o del Molinet.


En la loma del Molinet es donde se está actuando en la rehabilitación por parte del ayuntamiento de Alicante los últimos años. En esta zona es donde encontraremos los restos de la guerra civil española. Buena parte de las trincheras, pozos de tirador y algún pequeño bunker antiaéreo ha sido restaurado y la zona se ha preparado con pinos replantados. Esta zona es una buena oportunidad de vivir la historia de España y donde los más pequeños les encanta entrar en estos restos. Las vistas de la ciudad son excelentes, con el castillo de Santa Bárbara como visión más representativa. Al final nos encontraremos con unos vallados “temporales”… llevan años allí, que nos indican el final de la montaña y zona de peligro debido a los cortados verticales.


También encontramos en esta zona restos de una de las muchas canteras que abastecieron de piedra para construir buena parte de la ciudad de Alicante. La pared sobre Santa Ana se usa como pared de entrenamiento por parte de escaladores, una zona ideal para la práctica de este deporte.

 


Pasando la vaguada entramos un par de pistas o caminos, uno se dirige hacia la derecha y rodea por la parte superior buena parte de “La Cantera” por la parte superior y acaban en la parte más alta. Por el camino izquierdo nos adentraremos por el pinar de Vistahermosa y ascendiendo acabaremos arriba, casi, en el mismo lugar. Toda la explanada que encontramos nos sorprende no ver la ciudad prácticamente, nos traslada a un lugar lejano cuando, en realidad estamos a menos de dos kilómetros del centro de la ciudad teniendo sólo 161 metros de altura sobre el nivel del mar.

En esta parte de la Serra Grossa encontraremos algunos hitos históricos como un poblado de la edad del bronce, desde el cual tenemos una excelente vista de toda el área de La Condomina y las torres de Huerta que formaron parte de las defensas que usó el campo alicantino de los ataques de piratas berberiscos. Aquí fue donde se encontraron varias piezas de cerámica, recordemos que estamos a tiro de piedra del Tossal de Manises y del Cerro de las Balsas. En una de ellas aparecieron granos de cereales y éstos fueron datados mediante carbono14 en el año 1815 a.C.

Al llegar a la parte norte del final encontramos una carretera en desuso que baja hasta la playa de la albufereta. Para visitar la zona podremos hacerlo de manera fácil ya sea por un lado u otro, hasta usando el transporte público. Disponemos incluso de un centro comercial en los pies de esta montaña. Yo suelo visitar la zona y hacer una ruta circular haciendo la vuelta por la cantera a la altura del mar.
Ubicación GPS de la Serra Grossa.