Hoy nos vamos a otro de los lugares típicos de la montaña alicantina, muy cerca de Alicante y Elche y que no nos deja nunca insatisfechos. Nos referimos a la visita típica al Balcón de Alicante, en pleno Maigmó. Un lugar con muy buenos accesos en coche y esto hace que salir al monte sea sumamente sencillo y accesible para todos. Con 1296 metros es una de las cimas más emblemáticas de la provincia sobre todo por sus vistas hacia la costa alicantina.
Como decimos tenemos un acceso muy sencillo por carretera hasta el llamado balcón de Alicante, si vamos en coche llegaremos prácticamente hasta el mismo lugar conocido como tal. No me canso de recordaros a tod@s que estamos en un medio natural, ya cansa mucho ver restos de bolsas, latas y ese largo etcétera de restos que los humanos dejamos en el campo.
Al llegar y asomarnos tendremos unas vistas de, prácticamente, toda la costa alicantina. En la parte inferior de la explanada veremos también unas pequeñas balsas para el mantenimiento de anfibios de la zona, seamos respetuosos con ellos si los vemos.
Para acceder llegamos por la CV-837 y a esta carretera llegaremos desde la autovía A7, como ya hemos comentado el acceso es muy sencillo. Allí encontraremos una zona de aparcamiento y otra zona con mesas y bancos para sentarte con la familia a almorzar. Es una zona ideal para desconecta de las urbes y pasar un día en familia o con amigos y en contacto con la naturaleza. En la explanada del mirador tenemos un monumento con el lema “Estima la natura” (Ama la naturaleza).


Si vais en bicicleta las rampas finales os dejaran un buen dolor de gemelos, pero merece la pena hacerlo. Además toda la vía verde de Alcoy a Agost pasa por la parte inferior de la sierra.
Desde allí podremos subir al pico del Maigmó, la subida no es muy complicada, pero los últimos metros son muy empinados y lo realizaremos entre bloques de gran tamaño. Si vamos con el calzado adecuado no será dificultoso.

Las rutas a pie desde allí son diversas, podremos desde ir al Xorret del Catí, bajar por la cara sur viendo la costa o bajar hacia la vía verde y una vez allí abajo visitar el pantano de Tibi… Como podemos comprobar, la zona es excelente. En todas las caras norte de las montañas de la zona el pino es el rey y en las zonas de monte bajo encontraremos romero, algún laurel salvaje y romero. La fauna va desde reptiles como culebra de collar, alguna víbora hocicuda, e incluso en las partes bajas camaleones (ya explicamos cómo han llegado estos divertidos reptiles a nuestra provincia) a pequeños mamíferos como erizos, musarañas, el topillo mediterráneo, ardillas y el lirón careto… que es muy escurridizo. Dentro de los depredadores solamente encontramos al zorro y entre los grandes mamíferos actualmente sólo existen tres especies: el jabalí, el arruí y el muflón. Aunque hay gente que está reportando de una pequeña población de ciervos en la zona.
¿Tenéis más razones para ir al Maigmó?