Los Roscos Fritos de Semana Santa son una tradición en estas fechas. Su elaboración es muy sencilla, y en casa, un motivo más de reunión familiar en estas fechas.

Medidas (por huevo):

1 Huevo
3 Cucharadas soperas de azúcar
3 Cucharadas soperas de aceite
3 Cucharadas soperas de leche
1 Gaseosilla (soda de repostería)
Raspadura de limón (a gusto)
Harina, la que admita la masa.
Canela y Azúcar para emborrizar
Aceite para freír

Estas medidas se multiplicarán proporcionalmente según la cantidad de huevos que quieras usar.

Por ejemplo, estas son las medidas que hemos utilizado hoy:

INGREDIENTES:

6 Huevos
18 Cucharadas soperas de azúcar
18 Cucharadas soperas de aceite
18 Cucharadas soperas de leche
6 Gaseosillas (soda de repostería), por ejemplo, las de “El Tigre”
1 Kg. de Harina
Raspadura de 3 limones
Canela y Azúcar para emborrizar. Aquí va en gustos. Por ejemplo: Mezclar 6 cucharadas soperas de azúcar y 1 de canela.
Abundante aceite para freír




ELABORACION:

Te puedes ayudar de unas varillas o amasadora.

Pon las claras a punto de nieve y añade todos los ingredientes, excepto la harina.

Ve añadiendo la harina poco a poco.

La masa debe quedar algo pegajosa, pero que nos permita dar forma a los roscos. En casa, nos mojamos los dedos con un poco de aceite para que no se peguen, tomamos un poco de masa, damos forma al rosco y seguidamente a la sartén con el aceite caliente a media temperatura.

Emborriza los roscos con la mezcla de azúcar y canela, según los vayas friendo.