Una dulzura para este mes de septiembre, os dejamos la receta de las Pelotas de fraile. Una delicia dulce muy de nuestra provincia, aunque ahora se denomine normalmente como “berlinas” o “berlinesas”. 



Ingredientes (20-25):

  • 1/2 k de harina.
  • 2 huevos.
  • 75gr. de azúcar.
  • 150ml. de leche.
  • 100gr. de mantequilla.
  • 30gr. de levadura fresca (1 pastilla y 1/2).
  • 1 chorrito de anís.
  • 1 pizca de sal.

Modo de hacerlo:

  • Haz un volcán con la harina en la encimera o dentro de un bol .
  • Derrite la mantequilla.
  • Deshaz la levadura en la leche tibia.
  • Poner dentro
    del volcán de la harina, el azúcar, la sal, el anís, los huevos y la
    mantequilla derretida, mezcla con suavidad y poco a poco hasta que te
    quede todo mezclado.
  • Añade la leche con la levadura y sigue mezclando, amasa hasta que se te despegue
    de las manos y la masa sea blanda y lisa.
  • Tapa con un trapo húmedo y deja que repose la masa en un lugar cálido hasta que suba, 1 hora más o menos.
  • Cuando  te haya subido, corta trozos de unos 30 gr, desgasifica, y forma bolas, aplasta un poco las bolas.
  • Ponlas en bandejas para que vuelvan a subir en un sitio cálido y húmedo.
  • Cuando hayan vuelto a subir fríelas en abundante aceite no muy caliente, dale la vuelta y ponlas en papel absorvente.
  • Pásalas por azúcar y deja que se enfríen.
  • Córtalas con un cuchillo de sierra sin llegar a partirlas y rellena con crema pastelera.

Como hacer la crema pastelera.

Ingredientes:

 

  • 500ml. de leche.
  • 100ml de nata para montar.
  • 150gr. de azúcar.
  • 50gr. de maicena.
  • 4 yemas.
  • Corteza de limón.
  • 1 rama de canela.

Modo de hacerlo:  


  • Calienta la leche en un cazo con la nata y la mitad del azúcar, remueve para que se deshaga el azúcar.
  • Pon la corteza de limón y la canela o la vaina de vainilla (lo que prefieras).
  • Bate las yemas con la maicena y la otra mitad del azúcar hasta que blanqueen, (con batidora queda mejor).
  • Añade la leche caliente poco a poco y colada a las yemas, no pares de batir.
  • Pon otra vez al fuego muy lento y sin dejar de remover, espera hasta que espese, son unos minutos pero que no puedes dejar de mover porque se te pegaría.
  • Cuando haya espesado, apaga el fuego y deja que se enfríe tapada con un film pero que toque la crema, esto es para que no se seque. Guarda en la nevera.