La laguna de Torrevieja, de 1.400 hectáreas, es la que tiene mayor extensión y es más conocida que nuestro destino de hoy. La laguna de la Mata está situada a un kilómetro y medio al noroeste de la anterior, cuenta con una superficie de 700 hectáreas. Estas lagunas están separadas por el Chaparral y están conectadas por un canal artificial conocido como el Acequión, que se construyó para la explotación de las salinas de Torrevieja.


Las estrellas de este paraje y que merece la pena observar son el flamenco y el zampullín cuellinegro. Es interesante señalar que el aprovechamiento salinero de las lagunas, que ha pervivido hasta nuestros días, hasta el momento se está mostrando compatible con la conservación de sus valores naturales, a pesar de ciertos impactos negativos que han afectado especialmente a la laguna de Torrevieja.
Nuestra ruta.


Esta la iniciamos en un sendero que sale del aparcamiento junto al edificio del Centro de Información y dirigiéndose hacia la laguna discurre entre viñedos y parcelas de cultivo abandonadas donde podemos encontrar una interesante variedad de paseriformes.


El camino termina en una carretera asfaltada que lleva al Cementerio de La Mata, tenemos que continuar hacia la derecha hasta que la carretera hace un giro de 90º a la izquierda y desde donde parten dos pistas de tierra (ambas cerradas con cadena) una enfrente y otra a la derecha. Tomamos la pista que sale de frente y que atraviesa una zona de repoblación de pinar y algunos grandes eucaliptos. La pista nos conduce hasta un área de recreo con mesas, donde en la zona más cercana a la laguna se encuentra una torre de observación desde donde tenemos una buena panorámica de la laguna, desde allí podremos observar los bandos de zampullines cuellinegros que en periodo pos nupcial pueden reunir más de 3.000 ejemplares, gaviotas picofinas, flamencos, tarros blancos, éstos más abundantes durante el invierno y en las orillas bandos de limícolas más o menos numerosos.
Continuaremos retrocediendo hasta la carretera del Cementerio, donde cogemos la pista que sale inmediatamente a la izquierda. Pasados unos 500m, junto a unos grandes eucaliptos, parte un estrecho sendero (está señalizado) que nos lleva hasta un observatorio, en el que la distancia de la lámina de agua puede variar bastante dependiendo del nivel de la laguna, desde aquí podemos ver limícolas que se alimentan en las orillas fangosas, a la derecha desemboca el Acequión, el canal que une el mar con la laguna y a la que nutre de agua. El itinerario continúa por la pista hasta el puente que cruza el Acequión, desde allí tenemos también una buena vista de la playita donde desembocan las aguas y donde también suelen acudir limícolas y gaviotas. Una vez cruzado el puente cogemos un camino que parte a la derecha y nos lleva, bordeando el Acequión, hasta la carretera del camino viejo de Guardamar. Girando a la derecha retornamos al punto de partida en el Centro de Información del parque.


Espero os guste este lugar, sin duda es un lugar recomendable todo el año, pero los periodos estivales hacen que sea más complicado por el calor realizar rutas por la zona.
Ubicación GPS de la Laguna de la Mata.