La Marina Alta es una de las comarcas que impresionan cuando la conoces. Hoy nos dirigimos a «Els Arcs» en Castell de Castells y circular por las sendas de uno de los lugares emblemáticos de la provincia. Esta curiosa formación es un auténtico capricho de la naturaleza que podemos disfrutar en la montaña alicantina y que, sin duda, merece la pena visitar alguna vez en la vida.


Este paraje tiene protección Natural Municipal siendo declarado en el año 2005. El municipio donde se localiza es el término municipal de Castell de Castells, justo en Serra de la Serrella teniendo una superficie de más de 400 hectáteas.
Toda la zona tiene una accidentada orografía, con montañas que alcanzan altitudes superiores a los 1300 metros y, entre ellas, discurren valles que descienden vertiginosamente hacia la cercana costa.
La acción del agua de lluvia sobre las rocas calcáreas que conforma los relieves ha dado origen a caprichosas formas, que conforman un atractivo paisaje. Entre las formas más llamativas son los famosos arcos como el que buscamos.

Debido a la lluvia caída durante siglos sobre las rocas calcáreas, unido a la acción del viento,  han ido dando un desgaste de formas curiosas y creando arcos en muchos lugares con tamaños imponentes, que conforman un paisaje inigualable. Desde estos puntos de mayor altura se puede contemplar la mejor panorámica del área, un horizonte lleno de montañas y valles y de fondo nuestro querido Mare Nostrum fondo, que, aunque parezca difícil de alcanzar, cuenta con una ruta senderista bastante sencilla que se puede realizar en poco más de dos horas.
El mejor lugar para comenzar la ruta es en el corral del Somo (cerca del km 7 de la carretera CV-752 que comunica Tárbena con Castell de Castells), donde hay espacio para aparcar y donde se encuentra un cartel informativo. Al otro lado de la carretera hay un camino de tierra, si lo seguimos llegaremos a un interesante aljibe y abrevadero que aún se encuentra en uso, pero nuestro camino no es este: el punto de salida es donde está situado el panel informativo de la ruta.
La dificultad es baja pero debido a que  el camino es largo y un poco confuso debido a las bifurcaciones, por lo que es conveniente prepararse bien antes de ir o llevar la ruta descargada en el móvil.


Desde este cartel seguimos el camino de tierra (se trata de un sendero cómodo), unos cuantos metros más adelante encontraremos las ruinas de uno de los corrales del Somo, seguimos recto y lo próximo que veremos será una pequeña casa a la izquierda y una bifurcación de caminos, seguimos por el de la izquierda.

A continuación, otra casita a la derecha y pronto, un cruce. Siguiendo el camino de la izquierda cruzamos el cauce de un riachuelo y allí seguimos de frente, llegamos a otra bifurcación de caminos, seguimos recto hasta llegar a otro cruce, tomamos el sendero de la izquierda y por fin llegaremos a la impresionante formación geológica.
Una vez allí podremos regresar haciendo la ruta circular o volviendo sobre nuestros pasos.


Ubicación GPS de Els Arcs, este parque natural municipal seguro que te sorprenderá.