La vista es obligada siempre que pasemos por la Sierra de Mariola y si ademas hace calor el bañarnos en la Font de la Coveta es obligado ya que este  es uno de las fuentes conocidas como nacimiento del río Vinalopó aunque este oficialmente nace unos kilómetros más arriba, pero este punto es donde alcanza un caudal reseñable y es el más conocido por todos.


El acceso a este lugar es muy sencillo, yo siempre recomiendo ir a pie desde el centro de interpretación que está al borde de carretera, así siempre que podamos aprovechamos la visita para ver este centro.
Continuando por el camino, que está lleno de indicaciones y carteles con las diversas opciones que tenemos, desde llegar a Bañeres de Mariola por sendas, ir al Molí de l´Umbria o la propia Cova negra. Al poco de salir encontraremos antiguas fábricas abandonadas allá por el año 1985 más o menos, la más conocida de la zona era Borracolor, al llegar a sus restos pasaremos sobre el cauce del río Vinalopó y nos adentraremos en la umbría entre carrasca y olmos al rumor del agua.


Una vez en esta parte del camino iremos junto al rio por sendas marcadas e incluso algún desnivel con escalones hechos con troncos y un par de puentes. Como comento toda la zona está bien indicada y el acceso es bastante sencillo y sin apenas desniveles.


Al llegar a la fuente veremos un remanso de agua de cierto tamaño en el cual, si las temperaturas nos lo permite, nos podremos bañar respetando siempre la flora de la zona.

Desde allí podremos volver por donde hemos venido o hacerlo rodeando hacia el norte del rio y volver rodeando la zona antes comentada.


La Font de la Coveta es uno de los lugares mágicos de la provincia de alicante y siempre nos espera para nos espera para descubrirnos sus luces, sombras y colores.