Como que no, ¿cómo que eres alicantino/a y no has visitado aún las cuevas de Canelobre? Ya tardáis en visitarlas, es un clásico de la provincia y de España. No hay guiri que visite nuestra provincia que no pase por ellas. Existen muchas razones por las que visitarlas, por el placer de verlas ya que su belleza nos llenará, por ser las de mayor altura de Europa desde la entrada natural hasta su base, por su historia… eso de haber sido una fábrica de motores es cuando menos curioso. ¿Quieres más? Pues sigue leyendo y ves mirando cuando vas a ir.
Enclavadas en el municipio de Busot, eso significa que apenas veinte poco kilómetros separan el pueblo de la ciudad de Alicante. Metida la gruta en pleno Cabeçó d’Or (cabezon de oro) y de acceso ultra sencillo ya que dispone de aparcamiento, mirador, merendero y bar para los que queráis tomar algo. Fueron descubiertas en el año 740 d.C. por los árabes y han formado parte de la cultura de la población de Busot.
La sala visitable es un espacio de más de 80.000 m³ al que se accede a través de un túnel abierto durante la guerra civil. La estalagmita que da nombre a la cueva “El canelobre” (candelabro en valenciano) se le calcula más de 100.000 años de antigüedad. Pero no es la única, a pesar de haber sido maltratada en los momentos de la guerra, en su interior encontraremos todo tipo de estalactitas y estalagmitas de diverso porte. El fondo de la gruta se inunda en momentos de lluvias y gracias a su acústica se utiliza ocasionalmente como sala de conciertos. Os recuerdo que las estalactitas “crecen” un centímetro cada cien años.
La temperatura media de la cueva es de 18º (calor en invierno y fresco en verano) y la humedad del 90%. Toda ella está desarrollada en calizas y calcarenitas de edad jurásica.
Dada la singularidad tectonosísmica de esta zona, la Subdirección de Geofísica del Instituto Geográfico Nacional ha instalado en el interior de la cueva un sensor de la Red Sísmica Nacional.
Durante la guerra civil, Alicante estaba en la zona leal al gobierno legal y la cueva de Canelobre fue elegido como refugio para las tropas Republicanas. Poco después se empezó a utilizar como fábrica de aviones y polvorín. Allí, el ejército legal construyó tres plataformas metálicas para la construcción de los motores del famoso avión Polikarpov I-16 Tipo 5 y 6, llamado coloquialmente “Mosca”.

Para su uso se hizo el túnel de la entrada actual, y en su interior se construyeron tres plataformas a distintos niveles para la fábrica, lo que da fé de la altura que tiene la cueva. Todavía pueden verse en algunas paredes los agujeros sobre los que se apoyaban las vigas donde reposaban estas plataformas. Tras la contienda fueron destruidas hasta que en 1963 se construyeron las actuales y los accesos se adecuaron para las visitas turísticas

¿Cómo llegamos a las cuevas de Canelobre?
Desde Campello conduciendo por la CV-775 y CV-773 hasta llegar a Busot, Saliendo de Busot por la carretera de Jijona y a 3 kilómetros, en un cruce, se sigue hacia la derecha hasta alcanzar la entrada de la cueva.




– Horario: Verano: de 10:30 a 19:30 h. / Invierno: De L-V de 10:30 a 16:50 y S-D y festivos de 10:30 a 17:50
– Precio: Adultos 6 €. Carné jove y jubilados 3,50 €. Discapacitados y niños 5-12 años 2,50 €. Menores 5 años: gratis.
– Tlfn: 96 569 92 50 / 679 66 98 52
Web de turismo Busot https://turismobusot.com/las-cuevas-del-canelobre/