Uno de los puntos que vemos en los horizontes de España son las torres de vigía y el caso de la torre del Cap d’Or en Teulada no iba a ser menos. Es raro pasar por una carretera y no ver en alguna montaña alguna de estas construcciones descrestando las montañas. Hoy vamos a visitar una de ellas se trata de la torre del Cap d’Or en Teulada. Muy al norte de nuestra provincia y que domina unas vistas espectaculares de su entorno.


La torre de guaita del Cap d’Or fue construida obedeciendo el mandato del duque de Maqueda en el año 1553, como todas las edificaciones de este tipo, estaba destinada a la vigilancia para la protección ante las incursiones de piratas. Recordemos que en esa época las costas de España eran habitualmente asaltadas por pequeños grupos de piratas muy activos en el Mediterráneo.


Todas estas torres son siempre muy interesantes en su historia y sin duda en sus vistas. No en vano están ubicadas en lugares estratégicos donde la visión de los territorios les permitía ver todo su entorno. En el caos de la torre del Cap dÒr en Moraira tenemos una visión envidiable desde sus 165 metros de altura que va desde el mismísimo Peñón de Ifac así como de toda la bahía de Moraira.
Todas estas torres debían tener conexión con otras limítrofes, en este caso dispone de visión directa con la de la Granadella y la de Ifac. Gracias a esta facilidad de comunicación en caso de peligro se trasmitía rápidamente el aviso a las zonas afectadas.

La torre tiene seis metros de diámetro aproximadamente. De construcción maciza hasta la mitad de la torre, era una robusta construcción defensiva. El acceso a la terraza superior se realizaba mediante cuerdas y escaleras de cuerda y su armamento principal eran dos piezas de pequeño porte que apuntaban a la playa del Portet.
El acceso lo podemos hacer de manera sencilla desde el Portet de Moraira, tenemos las indicaciones por toda la zona, la distancia desde el Portet no llega al kilómetro y solamente el inicio del camino es algo más dificultoso debido a la irregularidad del camino.

La flora de la zona es de pequeño porte, pero recordemos que hay muchas especies endémicas y que están protegidas, respetemos el entorno.


Yo os recomiendo visitarlo al atardecer o al amanecer. Si sois de los que madrugais las vistas desde la torre viendo salir el Sol por el mar es sencillamente inolvidable.
Ubicación geográfica de la torre del Cap d’Or en Teulada.