La cueva de las calaveras en Benidoleig es otro de nuestros lugares misteriosos de nuestra provincia. Solemos oír de las impresionantes cuevas de Canelobre, pero esta es bastante menos conocida. Cierto es que de menos porte y tamaño, pero no menos interesante e impresionante encontrarnos en el interior de esta formación.
La cueva de las Calaveras, es una cavidad de 440 metros de longitud que está situada en la ladera norte del monte Segili, en el término municipal de Benidoleig. Está situada junto la carretera que va de Pedreguer a Benidoleig. En la cueva encontramos dos zonas bien diferenciadas, una seca completamente preparada para la actividad turística, es la que tenemos habilitada para las visitas y podremos sorprendernos con las estalactitas y bóvedas que dan el nombre a esta cueva. La otra zona, la inundada, empieza a 240 metros de la entrada y nos lleva a un precioso lago llamado TOLL BLAU, estas aguas se intentaron utilizar para usos agrícolas desde épocas árabes y actualmente parte son aprovechadas para riego mediante un túnel artificial.
La cueva de las calaveras tiene un gran valor geológico y arqueológico, debido a los importantes hallazgos en su interior. Distintas expediciones han producido hallazgos de restos arqueológicos como útiles de sílex, etcétera, provenientes de los períodos paleolítico medio y paleolítico superior. También se encontraron restos paleontológicos de hienas, caballos, osos, toros, hipopótamos y rinocerontes, depositados en el museo de Alcoy.

La entrada de la cueva está localizada a una altura de 70 m sobre el nivel del mar y esta presenta un desarrollo de 400 m de longitud, supera los 50 m de altura en algunos puntos del recorrido.

La cavidad se encuentra excavada en las calizas del Cretácico inferior (aproximadamente 135 millones de años). Son conocidas desde tiempos bastante antiguos pero fue Cavanilles el primero que relató el hallazgo de restos arqueológicos al realizar perforaciones en busca de agua, en 1768. Más tarde, en 1913, H. Breuil destacó el interés científico de las cuevas.
La población en la que está la cueva de las calaveras es Benidoleig y se puede acceder desde la autopista AP-7 entre Valencia y Alicante, tomando la salida de Ondara en dirección hasta Orba o también desde Pedreguer. Un pequeño pueblo de la montaña alicantina dedicado a la agrícola con un entorno paisajístico rodeado de naranjos y en que en su núcleo urbano se podremos encontrar edificios de interés arquitectónico como la casa señorial del barón de Finestrat o la iglesia parroquial de la Sangre de Cristo.
Ubicación GPS de la cueva de las calaveras y acceso.