El cultivo de las cerezas es la principal actividad económica de los valles del norte de Alicante. Es una autentica fiesta de la Cereza en la montaña de Alicante. Se trata de un cultivo con denominación de origen “Cerezas de la montaña de Alicante”, constituida por los municipios de Agres, Alcocer de Planes, Alcoy, Alfafara, Almudaina, Beneixama, Beniarrés, Benillup, Benimarfull, Bihar, Castalla, Cocentaina, Confrides, Cuatretondeta, Gaianes, Gorga, Ibi, Jijona, Lorcha, Millena, Monóvar, Muro de Alcoy, Penáguila, Pinoso, Planes, Tollos, Vall de Alcalá, Vall de Ebro, Vall de Gallinera, Vall de Laguart y Villena, de la provincia de Alicante y, Bocairent y Ontenyent, de la provincia de Valencia.




En primavera, año tras año, este cultivo nos brinda un espectáculo de indudable belleza. Desde su floración hasta el momento de la recolección, que tiene lugar en estas fechas, los valles adquieren un hermoso colorido. Si podeis provechas y  conocer la riqueza de nuestras tierras de interior y de disfrutar del turismo rural más respetuoso con nuestro entorno y nuestra riqueza natural.

Os  recordamos que el cultivo de las cerezas cobra tanta importancia en esta zona que cada año, en el mes de junio, la Vall de Gallinera celebra la Fiesta de la Cereza. Se realiza de forma alternativa cada año en uno de sus pueblos durante el primer o segundo fin de semana del mes con el objetivo de celebrar el final de la recogida de cereza. En esta feria se pueden adquirir los productos más representativos del municipio como las cerezas, el aceite de aceituna, la miel, los embutidos, y otros realizados artesanalmente. Además, la Fiesta de la Cereza también incluye excursiones, exposiciones, charlas, comidas populares, teatro, actuaciones musicales e incluso un campeonato de lanzamiento de huesos de cereza.