Siguiendo con la historia de Alicante podemos visitar el acueducto medieval de Biar, un lugar de esos que salen en las películas y que nos parecen como muy lejanos, pero que tenemos muy cerquita de casa. Como siempre podremos pasar el día por la zona o solamente verlo de paso en un día senderista.
El Acueducto Ojival tiene prácticamente 70 metros de longitud. Construido sobre el año 1490 y es una obra del arquitecto Pere Compte, este arquitecto está considerado como el mejor arquitecto en conducción y nivelamiento de aguas, siendo su uso el de conducción de aguas para el riego, salvando la “Rambla dels Molins”.

Está construido formando tres ojos, dos de ellos de arcos apuntados y el más meridional como arco de medio punto rebajado. La construcción es de piedra aunque también alterna el ladrillo de barro cocido.

En su base existen machones y contrafuertes para contrarrestar las crecidas inesperadas de la rambla tan habituales en nuestros cauces secos y barrancos en las épocas de otoño.


La visita os la recomiendo al atardecer, los cambios de luz en la zona y las sombras que provoca el Sol sobre la forma del acueducto le dan un toque mágico.
Ubicación GPS del Acueducto Medieval de Biar.